Perseo, mito y leyenda

Perseo es uno de los semidioses / Héroes griegos más antiguos y más famosos de toda la mitología griega, arte y literatura clásica conocida. A pesar de ser mortal su valentía inspiraba inclusive hasta a los mismísimos dioses, quienes en más de una ocasión se vieron conmovidos y lo ayudaron en sus tareas.

 

Perseo

 

Perseo era hijo del dios principal Zeus, pero a pesar de esto nunca fue transformado completamente en dios, si no que su calidad humana se sobreponía. Este personaje era sumamente devoto a los dioses y representaba los logros que podían llegar a tener los héroes, si los dioses le favorecían.

 

Mito de Perseo

Mito de Perseo

 

Las historias de Perseo comienzan incluso antes de su nacimiento, ya que desde su origen está marcado con un destino heroico por cumplir sin que el pudiera hacer nada para evitarlo.

 

El inicio de las aventuras de Perseo

 

Existía un rey en Argos llamado Acrisio, el cual en un punto indefinido de su historia recibe una profecía de un oráculo que nunca se equivocaba. Este oráculo le confiesa que el rey estaba condenado a morir a manos de su nieto.

Desesperado el rey Acrisio encierra a su única hija Dánae en una torre de bronce, para que esta nunca pueda tener contacto con otro barón y por ende no pueda engendrar a un nieto. Pero esto no fue suficiente por Zeus estaba obsesionado con Dánae y una noche decide visitarla y convertido en polvo de oro, se mete por las rendijas de la ventana y cae sobre la princesa embarazándola.

Cuando el rey se entera de su embarazo, no cree posible que un dios pudiera hacer tal intervención en aquel suceso y decide meter a su hija en un cofre y tirarla al mar junto con su hijo.

Poseidón entonces calma las aguas por petición de Zeus y lleva a la madre y a su hijo a un lugar seguro en las islas de Serifos. En esta isla el hermano del rey ayuda a Dánae a cuidar a su hijo como si fuera propio.

 

Perseo y la cabeza de Medusa

 

Esta puede que sea la historia más famosa de todas, cuando el rey Polidectes, enamorado de Dánae intenta pretenderla, busca deshacerse de Perseo quien era sobre protector con ella. Creyendo fielmente que no lo conseguiría idea un plan en el que Perseo debe conseguir la cabeza de la famosa Gorgona Medusa, cuya mirada era capaz de transformar a cualquier hombre en piedra.

Perseo parte en su aventura, conmoviendo a Atenea con su valentía y motivado por supuesto por el odio que ésta le tenía a la Gorgona. Atenea le entrega a Perseo un escudo de bronce tan pulido que funcionaba como un espejo con el cual podría ver al monstruo, además de una espada especial. Mas adelante guiado por Atenea y Hermes Perseo llegó hasta las Grayas quienes eran hermanas de las gorgonas, tres criaturas ancianas que solo tenían un ojo que compartían entre las tres.

Perseo robó su único ojo y les ofreció regresarlo si le indicaban la ubicación de las medusas. Estas aceptaron y revelaron el lugar, además la ubicación de unas ninfas de donde obtendría Perseo unas zapatillas aladas, el casco de Ares que podía hacer invisible al portador y un saco especial para portar la cabeza de medusa, todo gracias a Hermes.

Con todo este equipo, Perseo se dirigió a la cueva donde vivía Medusa y usando su escudo como espejo, Perseo pudo cortar la cabeza de la Gorgona y portarla de regreso, rumbo a la isla de Serifos.

 

Perseo y Andrómeda

 

Perseo y Andrómeda

 

De regreso de su aventura principal, Perseo pasa por Etiopía en donde consigue a la mujer más hermosa que había visto jamás, atada cerca del mar, mientras un monstruo gigante se acercaba desde el agua.

Acercándose para averiguar que estaba sucediendo y se consigue a Cefeo y Casiopea quienes serían sus padres y le cuentan que debían entregar a su hija Andrómeda en sacrificio para calmar a los dioses. Todo esto pasa porque Casiopea blasfema contra los dioses.

Perseo totalmente enganchado con Andrómeda decide salvarla y aprovecha para pedir la mano a sus padres si este la salva de su destino a lo que ellos aceptan. Perseo salta entonces al rescate, usando las zapatillas logra golpear de muerte a la bestia, mientras que con la cabeza de medusa petrifica la mitad de su cuerpo y lo destierra nuevamente al mar.

Luego del feliz acto viene la boda, y en el banquete aparece un nuevo personaje llamado Fineo el cual es hermano de Cefeo y también le habían prometido la mano de Andrómeda. Toda la situación se ve envuelta en combate y sangre hasta que Perseo saca la cabeza de medusa y petrifica al hombre y a todos sus seguidores.

 

Perseo y su regreso triunfal a Serifos

 

Habiendo completado su tarea y regresando con su hermosa mujer a la isla donde creció, Perseo se encuentra con que Polidectes, el rey de la isla había acosado hasta la locura a su madre y a su propio hermano, quienes se tuvieron que ocultar en un templo lejos de su alcance.

En venganza, Perseo regresa con la cabeza de medusa al trono y la muestra delante de Polidectes y toda la corte real, convirtiéndolos a todos en piedra.

Finalmente, Perseo corona como rey al hermano del rey y su criador Dictis. Habiendo terminado su empresa regresa los zapatos voladores a Hermes, la cabeza de Medusa a Atenea al igual que el escudo y el casco de Ares.

 

El final de la mitología de Perseo

 

Perseo regresa al lugar de su concepción junto con su madre y su esposa, el reino de Argos. Acrisio al enterarse que su nieto venia al reino, abandonó el trono dejándoselo a cargo y se marcha a Lárisa. Para su mala fortuna decide asistir a unos juegos muy famosos en la zona en el que Perseo participaría también sin saberlo.

En el lanzamiento de disco, Perseo parece perder la puntería y al hacerlo con demasiada fuerza, el objeto termina en la cabeza de Acrisio y este termina muerto.

Apenado por la muerte de Acrisio, Perseo acepta la propuesta de intercambiar reinos con Megapentes quien era primo de su madre y así lo hicieron.

Perseo termina como rey de Tirinto, vive una larga vida con su esposa Andrómeda con la que tiene a sus hijos Perses, Alceo, Heleo, Méstor, Esténelo y Electrión y Gorgófone.

Cuando muere, se sabe que Atenea lo lleva al cielo en forma de constelación.

 

Esto seguramente te interese:

Representaciones de Perseo

 

Perseo se reconoce por las hazañas de matar a la Gorgona más temida de todas Medusa, siendo un mortal, valiente y humilde. Razón por la que se gana la voluntad de los dioses y termina logrando muchas tareas imposibles.

Esta parábola mitología sirvió en la antigua gracia para recordar lo inevitable del destino y lo lejos que pueden llegar los seres humanos bajo la ayuda de los dioses.

Perseo se suele representar como un chico joven, con la cabeza de medusa en sus manos, como gloria de haber emprendido una empresa imposible por los motivos correctos.

Deja un comentario