Morrigan, características, mito y origen

Morrigan es la diosa de la oscuridad, la muerte y la destrucción en la antigua mitología Celta y una de las principales diosas de esta cultura, quien estaba presente en todas las batallas y conflictos, encargándose de infundir rabia, ira, fuerza y violencia a todos los guerreros y siempre es representada como una diosa con armadura.

 

Diosa de la oscuridad
Morrigan

 

A pesar de ser una diosa de la guerra, de la muerte y de ser la reina espectral y de la oscuridad, que siempre está en el campo de batalla y vestida con armadura, esta diosa posee una belleza sin igual, digna de una deidad, por ese motivo a Morrigan también se le conoce como la seductora diosa del amor, del placer y el deseo sexual, esta diosa tiene la capacidad de estar en la vida y la muerte, por lo tanto, de destruir y de dar vida al mismo tiempo.

Es considera una de las diosas más poderosas y por eso era una diosa muy temida por todos, sobre todo por los guerreros y más cuando se encontraban en el campo de batalla, esto se debía que cuando estos guerreros escuchaban la voz de esta diosa o sus pasos, sabían con certeza que había llegado la hora de morir, por ese motivo todos los soldados se esforzaban más, dando lo mejor de sí.

A pesar de ser una diosa oscura, esta diosa tenía la capacidad de profetizar los acontecimientos del futuro y de esa forma proteger y aconsejar a los demás como lo hizo con Daghda, cuando lo aconsejo sobre cómo tratar a sus enemigos los Fomorianos.

 

Características de la diosa Morrigan

 

diosa morrigan
Características de la diosa Morrigan

 

La diosa de la oscuridad, de la muerte, la destrucción y de la vida, el amor y el deseo sexual, era una de las divinidades más poderosas, por ese motivo queremos resaltar sus características, estas son:

  • Morrigan era representada siempre con armas y armadura.

 

  • Era una diosa muy hermosa que despertaba el deseo sexual.

 

  • A pesar de ser muy hermosa, era una diosa muy temida, simbolizaba la muerte.

 

  • Tenía la capacidad de dar muerte y dar vida a través del amor y el deseo sexual.

 

  • Era capaz de transformarse en animales como el cuervo o coneja y de esta forma presentarse en los campos de batalla.

 

  • Cumplía el papel de estar siempre en todas las batallas y enfrentamientos, infundiendo la valentía, la fuerza, la ira y la violencia a todos los guerreros.

 

  • Su presencia provocaba que los guerreros dieran lo mejor de sí en cada batalla.

 

  • Su nombre personifica la gran reina o la reina espectral.

 

  • A pesar de ser una diosa destructora, tenía la capacidad de predecir el futuro y por ese motivo protegió a muchos.

 

Mitos de la diosa Morrigan

 

Los mitos de la diosa Morrigan son muchos, la creencia en su ´poder se extendió sin parar como la oscuridad misma. Donde fuera que hubiera noche, la diosa de la oscuridad estaría ahí.

 

  • Origen de Morrigan

Se cree que esta deidad es hija de la diosa Emmas, Morrigan formaba una triada con sus hermanas Badb y Macha o Nemain, estas pertenecían a Tuatha Dé Danann un grupo de deidades muy poderosas que fueron los primeros en habitar Irlanda y eran consideradas la triada de las diosas de la guerra.

Aunque otros relatos nos cuentas que esta diosa era una diosa triple, que tomaba la forma de Badb (cuervo) para hacer presencia en los campos de batalla e infundir la ira, la fuerza y la violencia a los guerreros y que a su vez adoptaba la forma de Macha para representar la vida, el amor, la fertilidad, el deseo sexual y el poder femenino.

 

  • Morrigan y su amor por Cuchulainn

Esta diosa fue la amante de numerosos reyes y dioses muy importantes, pero la leyenda cuenta que Morrigan siempre estuvo enamorada de un valiente guerrero llamado Cuchulainn. Este guerrero a pesar de la belleza de Morrigan y el deseo sexual que ella provocaba, no correspondía a su amor, incluso en numerosas ocasiones se encontraron en el campo de batalla y lucharon, logrando vencerla sin importar las diversas formas que la diosa adoptaba.

Hasta que un día, en una batalla Cuchulainn fue herido de gravedad y se encontraba recostado en un árbol agonizando, Morrigan aprovechándose de esa situación se presentó frente de él y lo atendió, quitándole el dolor y llevándoselo para así mantenerlo por siempre a su lado.

 

  • Presencia en el campo de batalla

Otro de los mitos de esta formidable diosa nos cuenta que, cuando los guerreros se encontraban en el campo de batalla y veían a esta diosa o la escuchaban, sabían que su hora había llegado y por ese motivo luchaban con más valentía, dando lo mejor de sí, despreciando a la muerte.

Esto se debe que en la antigua mitología celta, los guerreros no veían la muerte como el final, sino más bien como un nuevo comienzo en el mas allá y para ellos el morir no era algo malo, lo peor era ser capturado.

 

  • Profecías de Morrigan

Como ya mencionamos antes, esta diosa tenía la capacidad de predecir los acontecimientos futuros y uno de sus mitos nos relata que, en medio de una batalla un grupo de soldados se encuentran con la bella pero tenebrosa figura de una mujer, al verla se quedan paralizados, pues esta mujer se encontraba mirándolos con mucha ira, parada sobre un gran grupo de cadáveres sin vida y mutilados, desfigurados, decapitados y la mujer se encontraba llena de sangre.

Los soldados al ver esta imagen sucumben ante el miedo, solo un soldado pudo mediar palabras y pregunto el nombre a esa extraña mujer, ella le respondió que era la diosa de la muerte, la oscuridad y la destrucción y que su nombre era Morrigan, las otras palabras que pudo mediar ese soldado fueron para preguntarle si ella había terminado con la vida de esos hombres.

Morrigan le respondió entre risas que no, que ella no había tocado a esos hombres y que ella solo se encargaba de limpiar la sangre que brotaba de los cuerpos caídos en batalla, luego le dijo al guerrero que mirara bien la cara de todos los cadáveres y que se diera cuenta que eran los soldados que se encontraban a sus espaldas y que ese era el destino que les esperaba.

El guerrero fijo bien su mirada y empezó a reconocer a sus compañeros a medida que el miedo y el terror se apoderaban de él, fue hasta que pudo ver en las manos de la diosa su propia cabeza decapitada.

 

Esto seguramente te interese:

 

Deja un comentario