Diosa Bastet, significado, características e historia

La diosa Bastet también conocida como Bast es una diosa adorada alrededor de 2890 años a.c en la segunda dinastía del antiguo Egipto, principalmente en la ciudad del delta en Bubastis y se le consideraba la diosa del amor, la armonía y la protección, encargada de proteger los templos y los hogares, aunque antes de que las culturas del antiguo Egipto se unieran Baset fue una diosa guerrera del bajo Egipto.

 

diosa Bastet

 

Al ser conocida como la diosa de la protección se le atribuía la responsabilidad de proteger al faraón y al dios Ra, de este modo Bast se ganó los títulos de Dama de la llama y del Ojo de Ra.

Se asocia con la diosa Isis, debido a que Isis y Osiris son los padres de Horus quien fue identificado por los griegos como el dios Apollo y Bast fue identificada como Artemisa hermana de Apollo, de aquí es que nace el mito de que Isis y Osiris también son los padres de Bastet.

 

Significado de la diosa Bastet

 

Por lo general su significado era relacionado con la capacidad de los felinos para alejar a los malos espíritus y mantener el equilibrio entre este mundo y el de los muertos. Ademas, también se reconoce un paralelismo entre la virilidad de los felinos y el amor.

 

Significado de la diosa Bastet

 

Bastet también era la diosa protectora de las mujeres embarazadas, encargada de alejar a los malos espíritus y de beneficiar a dichas mujeres en sus partos, además es la protectora de sus hijos y de los gatos, por lo que odiaba a las serpientes, en algunas leyendas se describe esta diosa como la hija de Amón-Ra y en otras como la hija de Osiris con Isis.

Representada como una mujer con cabeza de gata o de leona. Cuando fue considerada una guerrera su representación se dio como una leona de piel verde, lo que representaba los rayos solares.

Esta diosa empezó a ser considerada como la diosa de los hogares y como una gata domestica a partir del siglo X a.c, Baset llevaba consigo la cruz de la vida egipcia el Ankh y en otras ocasiones llevaba un instrumento musical conocido como sistro, esto se debe a que le gustaba que los humanos hicieran músicas y bailes como ofrenda en su honor.

 

Culto De La Diosa Bastet

 

En Egipto los animales son muy adorados en especial los gatos, quienes se piensan son la reencarnación de la diosa Bastet, por este motivo en los templos del antiguo Egipto vivían decenas de gatos y se les consideraban sagrados.

Los grandes sacerdotes consideraban estos gatos como la encarnación de Bast por lo que eran adorados y se les brindaban ofrendas en nombre de la diosa gata e incluso cuando estos gatos morían eran momificados y enterrados en grandes ceremonias, se dice que en la ciudad de Bubadis existe un cementerio con miles de gatos momificados y enterrados.

En Bubastis, se celebraba una fiesta cada año en las aproximaciones de la primavera, esta fiesta se denominaba la fiesta de la embriaguez, en donde todas las personas consumían mucho vino en nombre de la diosa, recordando que una vez Bast fue embriagada para aplacar su ira.

Esta diosa también fue asimilada con otros dioses y adorada en otras ciudades, fue asimilada a Sejmet por lo que la adoraban en Menfis, en Heliópolis también recibió culto por ser comparada con Tefnut, lo mismo paso en Tebas al asociarse a Mut.

Las mujeres embarazadas le ofrecían culto a la diosa Bastet por ser la diosa protectora de los embarazos y por dar la buena fortuna a los partos, de este modo las mujeres se sentían protegidas y bendecidas al momento de dar a luz a sus hijos.

 

Esto seguramente te interese:

 

Mitología de la diosa Bastet

 

Si bien Bast era una diosa pacífica y calmada en ocasiones era representada con cabeza de leona, esto sucedía cuando se enfadaba, aunque esta representación se dio cuando era considerada la diosa leona y una guerrera protectora del dios Ra, por lo que fue llamada el Ojo de Ra.

Uno de los principales mitos de esta diosa, se basa en la adoración que los egipcios tenían por los gatos. Se pensaba que estos eran la encarnación de la diosa Baset.

Llego a ser tal la adoración egipcia a los gatos que en una ocasión los persas sabiendo que los egipcios preferirían rendirse antes de lastimar a uno de estos felinos, portaron gatos en sus escudos al invadir la ciudad de Pelusio. Esta fue la principal razon por la que los egipcios se rindieron y perdieron la batalla por la ciudad que hoy en día se conoce como Puerto Saíd.

 

Deja un comentario