Dios Egipcio Sobek, historia y características

El dios egipcio Sobek es uno de los más antiguos dentro de esta mitología. Era considerado dios de la fertilidad y de la vida y poseía un carácter benéfico para con la humanidad. Se dice que el dios Sobek credo el rió Nilo a partir de su sudor.

 

 

Esta divinidad era un símbolo de poder, de fertilidad y de vida que se encargó de proteger a los pueblos egipcios, a los faraones y sus ejércitos.

Este dios era representado como un cocodrilo o como un humano con cabeza de cocodrilo portando la corona atef, en la antigüedad también fue representado como un humano con cabeza de toro, león, carnero o un halcón.

Los antiguos egipcios adoraban y temían de igual forma a los cocodrilos, por lo que Sobek también fue relacionado con el dios del inframundo Seth.

 

Historia del dios egipcio Sobek

 

Este dios fue mencionado por primera vez en los antiguos textos de las pirámides y se cree que emergió de las aguas en la creación del mundo por lo que era considerado el dios de las aguas y del Nilo, dios de la fertilidad y de la vida.

Sobek fue uno de los dioses que colaboro y ayudo a Isis en el nacimiento de Horus y a ocultarlo de Seth, e incluso luego de que Horus se hiciera maor y desafiara a Seth, Sobek lo ayudo a destruirlo y de esta forma vengar a Osiri

Otras historias lo catalogan como el ayudante de Seth en el asesinato de Osiris, hecho que lo llevo a convertirse en un cocodrilo en consecuencia y para expiar sus pecados.

Esta divinidad también se encargó de rescatar a los cuatro hijos de Horus de las aguas de Num, por orden del dios del sol Ra.

Otros de los mitos que se cuentan de Sobek es que tenía la capacidad de renovar los sentidos y la vista de los muertos, es decir, podía reanimarlos.

 

Esto seguramente te interese:

Culto del dios Sobek

 

Se benero a sobet en muchos lugares del antiguo Egipto, principalmente en Shedet denominada Cocodrilópolis, también recibió culto en Tebas y en Nutb ciudad prospera de Egipto donde se encontraba una base militar que se encargaba de controlar las rutas comerciales.

En todos estos templos se adoraban a cocodrilos vivos llamados Petesucos, quienes eran alimentados con las mejores carnes y  eran decorados con hermosas gemas, incluso una vez estos cocodrilos morían, eran momificados y sepultados, pero rápidamente eran sustituidos por otros Petesucos.

Estos cocodrilos se mantenían en piscinas de los templos de Sobek; altamente venerados y adorados como si fuesen encarnaciones del dios. En las tumbas de Egipto se han encontrado numerosos cuerpos de cocodrilos momificados de distintas edades y tamaños, e incluso también se han encontrado huevos con fetos dentro de ellos.

 

Deja un comentario